Fibra Uno, monstruo que acapara mercado

El proyecto Mitikah Ciudad Viva, será la ‘joya de la corona’ del portafolio de inversiones inmobiliarias
domingo, 25 de agosto de 2019 · 01:26

Jorge Carrasco Araizaga y Juan Carlos Cruz Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (Apro).- Cuando se levante Mitikah Ciudad Viva, Moisés y André El-Mann Arazi, quienes encabezan el fideicomiso inmobiliario Fibra Uno (Funo), le habrán puesto “la joya de la corona” a su diverso y gran portafolio de inversiones inmobiliarias, que van desde naves industriales y centros comerciales hasta oficinas y proyectos de usos mixtos.
Se trata del desarrollo más grande de América Latina, con un Área Bruta Rentable (GLA, en inglés) aproximada de 337 mil 410 metros cuadrados, que se sumarán a los 8 millones 730 mil metros que Funo cuenta al cierre del primer semestre de 2019.
El proyecto Mitikah fue adquirido en 2015 por Fibra Uno después de que los fondos inmobiliarios de las firmas Ideurban y Prudential lo abandonaron por falta de recursos. Los hermanos El-Mann, expertos en atraer inversionistas, esperan terminar en 2024 la construcción iniciada en 2009.
En el informe anual al cierre de 2018 enviado a los inversionistas de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), Funo explica que Helios es el vehículo financiero para erigir el complejo inmobiliario,  que tendrá una inversión de alrededor de 20 mil millones de pesos, según el último informe anual del fideicomiso.
Fibra Uno nunca pierde. En el segundo trimestre de 2019 obtuvo ingresos por 4 mil 736 millones de pesos, que en comparación con el mismo periodo de 2018 implica un aumento de 12.4%. Mientras que en el último año su GLA se disparó 3.7%, con 560 propiedades. 
Un gigante voraz
Fibra Uno es el fideicomiso más grande y diverso en el sector inmobiliario, que está integrado por otras 15 Fibras (Fideicomisos de Inversión y Bienes Raíces). Uno de cada tres metros cuadrados de oficinas que oferta el corredor de avenida Paseo de la Reforma en la Ciudad de México es de la familia El-Mann Arazi, según informó el periódico El Financiero el pasado 6 de junio.
Su dominio en esa importante avenida de la Ciudad de México es sólo parte del control que tiene Fibra Uno. De la mano de Grupo-E, fundado y operado por la familia El-Mann y la familia Attié, posee varios desarrollos a lo largo y ancho del país que incluyen corredores industriales en los límites del Estado de México y la Ciudad de México; también hoteles como el Hilton Centro Histórico; propiedades como la Torre Cuarzo, Torre Diamante, Torre Diana y Reforma 155. Además, en 2015 adquirió 17 planteles educativos de Grupo ICEL, por mencionar algunos.
Su comité técnico está integrado por 12 miembros propietarios: Moisés ­El-Mann Arazi, André El-Mann Arazi, Isidoro Attié, Elías Sacal Micha, Max El-Mann Arazi, Abude Attié Dayán, Jaime Kababie Sacal, Ignacio Trigueros Legarreta, Antonio Hugo Franck Cabrera, Rubén Goldberg ­Javkin, Herminio Blanco Mendoza (extitular de la desaparecida Secretaría de Comercio y Fomento Industrial) y Alberto de Jesús Mulás Alonso.
Fibra Uno creció de la mano de Pedro Aspe, el exsecretario de Hacienda del gobierno de Carlos Salinas. Pionera en el modelo de negocios inmobiliarios, fue la primera Fibra en constituirse y en cotizar en la BMV, asesorada por Protego, la firma del exsecretario de Hacienda y Crédito Publico (SHCP).
Esa historia de Moisés y André El-Mann Arazi se manchó cuando Moisés, el empresario con 40 años en el mercado inmobiliario, apareció en febrero de 2015 en la lista de Swiss Leaks, que dio cuenta de empresarios, políticos, deportistas y personas de la farándula que evadieron impuestos en la filial del banco HSBC en Suiza.
Los documentos obtenidos y analizados por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) revelan cómo HSBC utilizó el sistema bancario suizo para proteger las identidades de sus clientes, y en muchos casos, ayudarles a evitar el pago de impuestos.
En Swiss Leaks también aparecieron el exsecretario particular de la presidencia y exsecretario de Energía Luis Téllez; el empresario Jaime Camil Garza y el exdirector de Walmart México, Eugenio Ebrard, hermano del actual secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, en cuya gestión en la Ciudad de México se inició la construcción de Mitikah.
Proceso solicitó una entrevista a los directivos de Fibra Uno, sin que respondieran hasta el cierre de esta edición. 

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
100%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios