Cuatro Primas

domingo, 19 de enero de 2020 · 00:00

Autor: Ricardo Manuel Olavarriaga

Cuatro primas entre los tres y los seis años de edad, acostumbraban a jugar juntas, todos los días que podían y que no tenían que concurrir a la escuela, entre ellas habían inventado un juego que llamaron “dibujando en la ventana”, que consistía en utilizar los vidrios empañados por el calor interno y el frío externo para hacer dibujos muy cómicos y exagerados de la abuela María del Abu Ricardo, de las tías, y de ellas mismas, con lo cual se reían mucho, más cuando veían la cara de los dibujados que se contemplaban en el vidrio, los pelados con rulos, las gigantescas cabezas, las piernas y manos flaquitas hasta que un día Luana, que era la mayor de todas ellas, hizo un hermoso dibujo de un hada, con sombrero puntiagudo, túnica y varita mágica con estrellita y todo, tanto les gustó, que decidieron no borrarlo para ver cuánto duraba, pasaron las horas, llegó el tiempo de la cena y el dibujo continuaba igual, al terminar la comida volvieron a la habitación de Luana, miraron la ventana y vieron algo realmente asombroso, el dibujo del hada transparentaba la amarillenta luz del farol de la vereda y se proyectaba en la pared de enfrente donde, por efecto de la evaporación parecía brillar y moverse formando paisajes de montañas, de ríos, nubes y hasta peces todos brillantes y de color dorado, llegó el momento de ir a la cama y le pidieron a Marina, la mamá de Luana, que no cerrara los postigos, y se durmieron todas rodeadas de aquellos maravillosos paisajes de ensueño que sólo se ven en los libros de cuentos.

Al despertar, el sol de la mañana, había esfumado el hermoso paisaje, pero todas quedaron de acuerdo en que a partir de ahora, cada vez que se reunieran en la misma habitación por la noche, Luana haría el dibujo que las acompañaría en sus sueños.
Y colorín colorado, este cuento ha terminado.

https://www.losmejorescuentos.com/cuentos/infantiles1253.php
 

ARCHIVOS

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios