Entrevista realizada al Dr. Enrique Salinas

Primera Presentación de la Bodega Barro Viejo y su vino Herencia

viernes, 14 de septiembre de 2018 · 00:00
Doctor Salinas buenas tardes, le agradecemos nos haya concedido esta entrevista para El Diario de Coahuila y La Primera 88.9, para poder conocer un poco más de la historia, de la Bodega Barro Viejo. 

¿Nos podría  platicar acerca de los años que usted entregó como profesionista y funcionario de la organización pecuaria a  México, su país? 
 Desde que me convertí en médico veterinario hace ya tantos años, ¿qué podría decirle?, es que mi vocación afortunadamente la tuve muy clara y por lo tanto ha sido la pasión de mi vida por varias décadas, el objetivo que siempre me marcó ha sido la búsqueda para crear una ganadería sana y responsable, dentro del ámbito de la importación y exportación con los países vecinos. La principal problemática para una exportación que se realice sin afectar los hatos ganaderos que llegaban a la frontera, era el control de las medidas sanitarias que en ocasiones al no ser cumplidas de acuerdo a las reglas, repercutían en el detrimento de la calidad que exigían los compradores. Debo decirle que siempre mantuve excelentes relaciones con las autoridades del  sector ganadero con los países vecinos. 

 

¿Cuál ha sido la motivación por la cual decidió iniciarse en la actividad vitivinícola en las tierras donde se encuentra su rancho del Valle de Parras?  
Aproximadamente desde hace más de 18 años, tomé la decisión de atender personalmente la producción de ganado en mi rancho, porque aun siendo estudiante de veterinaria debo contarle, que estuve trabajando en el Centro de Inseminación Artificial número 1 de la Cuidad de México, donde obtuve esa especialidad , la que me permitió recordando esos tiempos, volver a retomar la práctica de la inseminación artificial en mi propio ganado Charoláis Puro de origen francés. 
En una ocasión, me visitó el recordado y muy buen amigo Don Pepe Milmo, porque quería conocer mi ganado, sin embargo, vi que su atención se dirigía de alguna manera inexplicable hacia los terrenos del área y con sólidos argumentos, me alentó para que tomando en cuenta la calidad de la tierra, me decidiera a incursionar en el mundo de la viticultura. 

 

¿Entonces siendo usted médico veterinario de profesión, ¿qué respuesta tuvo a esa recomendación de Don Pepe Milmo, que obviamente se trataba de penetrar definitivamente en el área agrícola? 
Decidí, levantar el guante e iniciar una nueva aventura, que me lanzaría hasta el momento presente, en que sin nunca imaginarlo se ha convertido, en un reto apasionante en esta etapa de mi vida.  

Doctor, entrando en el tema de la vitivinicultura ¿cuándo empezó a producir y a procesar el vino? y ¿qué variedades maneja? 
Inicié con una pequeña cantidad de Parras en el año 2007, con producción muy conservadora con las variedades Cabernet, Sauvignon, Merlot y Syrah con la etiqueta HERENCIA, las cuales me fueron procesadas en Casa Madero. 
La operación vinícola comienza a tomar su curso en el año 2010 con la producción de una hectárea y es en el 2014, cuando iniciamos la construcción de la Bodega a cargo del arquitecto, Javier Armella Salinas mi nieto, con el aumento de dos hectáreas más de las mismas tres variedades. 
Este crecimiento nos llevó a adquirir la línea completa de producción con todo el equipo necesario para conseguir nuestra autosuficiencia en cuanto al procesamiento de nuestro vino. 

¿Quiénes lo apoyan dentro de esta nueva actividad, la que por lo visto va creciendo con éxito hasta la fecha? 
Efectivamente, cuento ahora con la participación de Enrique y José Carlos mis nietos, que cuando arrancamos con esta cuestión de la uva, mostraban su interés en este campo, aunque eran aún muy jóvenes, pero que ahora han tomado la estafeta y conforman parte del equipo, que le está dando solidez a este proyecto, José Carlos Rincón Gallardo Salinas, Licenciado en Administración de Empresas, está encargado de la administración agropecuaria del rancho y trabaja para que se mantenga la calidad en las vides, especialmente es sus tres facetas, la del control fitosanitario de la plantas, el manejo de plagas y enfermedades, de fertilizantes, planes de nutrición para que la bodega reciba uva con volumen y calidad, así como el manejo cultural dentro del viñedo. 

 

 

¿Nos podría platicar sobre el área al que se dedica Enrique su nieto? 
Por su parte, Enrique Pacheco Salinas, abogado con formación en el campo legal de empresas tequileras en la Ciudad de México, se encarga de dirigir la bodega y su personal, la recepción de la uva, su procesamiento, fechas de vendimia y cosecha, cuidando la disciplina sanitaria para cumplir con las normas de salud, y ambos trabajando en el tema de la comercialización. 

 

 

¿Qué nos podría platicar respecto a la presencia de su vino HERENCIA? y ¿cómo se está introduciendo en el mercado? 
Una vez que hemos alcanzado la calidad con la que deseábamos salir  al mercado, Herencia apenas se está introduciendo en los distintos canales de venta, principalmente en restaurantes y eventos sociales.  
Aunque la Bodega Barro Viejo procesadora de HERENCIA tiene tecnología de punta, no se descuida la parte manual de la pasión en la elaboración del vino, es una parte muy romántica, que no se puede separar, HERENCIA, es un vino de alta gama Premium, de característica de largo tiempo en añejamiento en barricas de roble francés y americano, para un sector conocedor. 

José Carlos, por su parte nos comenta: 
 "Es una enorme satisfacción estar en esta etapa, pues aunque no cuento con la preparación profesional, he aprendido mucho de la gente que está en el medio y considero que es algo que enamora, HERENCIA, ha sido un éxito en el campo y en la bodega y no dudo que vaya a serlo en el mercado. 

Enrique apunta a su vez: 
"Este año fue muy estable y estamos en vísperas de la comercialización, imprimiéndole una personalidad propia a la bodega. Hacemos un llamado al consumidor para que se dé la oportunidad de probar HERENCIA. Ha sido un gran éxito y no es común haberlo logrado desde la primera cosecha con plantas jóvenes muy bien trabajadas, al final del día la fruta es la clave, empezamos en casa asesorados por especialistas experimentados y  hemos podido sacar un producto de buen nivel, lo que nos hace sentir muy contentos y nos motiva a seguir trabajando, lo que es muy bonito porque mi abuelo tiene una gran trayectoria impresionante y mi abuela es el alma de este proyecto”. 

Para finalizar el Dr Salinas emocionado comenta: "Me siento satisfecho, la producción rebasó la capacidad y ya se está trabajando para aumentar el equipo de bodega, pero sobre todo me siento muy orgulloso de este par (señalando a sus nietos) que han jalado parejo, con una curva de aprendizaje que implicó mucho esfuerzo, fortaleciendo así su carácter. 
"Pero Sobre todo la satisfacción más grande es tener el apoyo de mi familia que se ha subido conmigo al mismo tren para trabajar  y armonizar nuestro  esfuerzo.
"En esta etapa de mi vida, con la primera presentación de bodega Barro Viejo y su Herencia, realizada ante el público apasionado del arte de crear, conocer, apreciar y disfrutar de un buen vino, aquello que parecía ser un capricho, se ha convertido en algo muy especial, además de ser un Legado y una Bendición ”, finalizó.

 

Comentarios