Gracias al programa “La cultura nos une en línea”

Habla Javier Villarreal de la muerte y legado de Carranza

En una interesante charla
viernes, 22 de mayo de 2020 · 15:38

El historiador y director del Centro Cultural Vito Alessio Robles Javier Villarreal Lozano, ofreció la charla "Muerte y legado de Carranza", como parte de la conmemoración del centenario de la muerte del personaje coahuilense.


Lo anterior fue posible gracias al programa "La Cultura nos une en línea", que realiza la Secretaría de Cultura del Estado de Coahuila.


En su charla, Javier Villarreal da varios datos del porqué se debe honrar a un personaje que se distinguió por su lealtad y patriotismo, lo cual se constata con diversos episodios en la historia de México.


Así mismo señaló, que Carranza fue el único mandatario asesinado, teniendo aún el cargo, pues han existido otros asesinatos, pero fuera del mandado como el de Iturbide, Vicente Guerrero, Maximiliano de Habsburgo, Francisco I. Madero, Álvaro Obregón y Luis Donaldo Colosio.


La obra de Carranza mencionó el orador es signo de inteligencia, habilidad y tenacidad, mejor llamada terquedad. 


Por ejemplo al producirse el golpe de estado en México  toma el poder Victoriano Huerta, éste envía a los gobernadores de cada estado un telegrama anunciando que ocupó el puesto de mandatario de la nación y cuando don Venustiano recibe ese telegrama el 18 de febrero de 1913,  su reacción fue convocar al congreso del estado para ver la situación y al día siguiente se promulga el decreto que desconoce a Victoriano Huerta como presidente de la República para tomar medidas necesarias y restaurar la legalidad, mientras que el resto de los estados queda en silencio, lo cual fue un gran desafío. 


UN HOMBRE HONESTO Y LEGAL


Carranza fue un hombre apegado a la legalidad incluso la revolución fue legal, al querer terminar con el gobierno de Huerta y lograr la legalidad, por lo que su revolución tomó el nombre de Constitucionalista para restablecer el orden.


Otro episodio importante de Carranza fue su cargo en la presidencia municipal en su natal Cuatro Ciénegas, cuando a los 24 años se enfrentó al gobernador José María Garza Galán, quien le pidió "maquillar" unas cifras de un informe que se enviaría a México mostrando desde entonces su carácter y su apego a la legalidad inquebrantable. 

 

Como senador suplente, senador propietario por Coahuila, Gobernador interino mostró esa legalidad. 


Para 1909, Carranza se vuelve candidato a la gobernatura de Coahuila, aún en contra de Porfirio Díaz, lo que lo acerca con Francisco I. Madero, quien lo apoya, pero el resultado electoral no fue el esperado, gracias a la dictadura. 


Después esto, Javier Villarreal mencionó la etapa cuando Carranza se une al maderismo y la preparación del movimiento armado en contra de Díaz, lo que culmina con los Tratados de Ciudad Juárez, donde se estipula un gobierno de transición, lo que malamente dio oportunidad al Porfirismo con León de la Barra, donde  Madero se enfrenta a un ejército que lo traiciona y lo asesina. 


SU LEGADO


Otro legado importante de Carranza, es la Constitución que defendió contra todas posibilidades en contra y que lleva a los tratados de Teoloyucan, donde firma Huerta su renuncia y se da la entrada del Ejército Constitucionalista en la ciudad de México. 


El triunfo de Carranza se vio ensombrecido porque en lugar de unificar a jefes militares los pone unos contra otros y en la convención de Aguascalientes lo desconocen como encargado del poder ejecutivo federal, lo que lo obliga irse a Veracruz, pues no era llamado como presidente, agregó. 


Carranza siguió y no se doblegó aún cuando el clima en el país no era muy bueno con varios levantamientos. 


Otra característica que ofrece la oportunidad de reconocer a Carranza es su nacionalismo al enfrentarse a Estados Unidos, Holanda y Gran Bretaña y con el artículo 27 constitucional que habla de la soberanía del suelo en México con la petroleras extranjeras, de quienes recibe amenazas, a las que no se cede. 


Otro aspecto donde intervino Carranza es la neutralidad que mostró como país durante la primera guerra mundial, donde Carranza consideró que ningún país debe dejarse intervenir por otro, y mucho menos en sus decisiones, finalizó. .

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios